la musica es el arte que más se identifica con DIOS.

BLOG de Juan Yáñez dedicado a la música. Para entendernos mejor, hablemos musicalmente...

jueves, 26 de diciembre de 2013

Gran Concierto por la Paz en San Juan de los Morros

El maestro Jesús Morín ante la Orquesta Sinfónica del Estado Guárico

Juan Yáñez

                                 Brilló nuevamente la MÚSICA -así con mayúsculas- , la más excelsa diva de la Creación, en nuestra capital guariqueña: San Juan de los Morros; el pasado 15 de diciembre del 2013 y tuvo como escenario el Centro Cultural Simón Bolívar, con una obra de hondo significado espiritual y religioso: La Sinfonía n.º 2 en do menor del compositor austríaco Gustav Mahler.

La composición es conocida  como Auferstehung (Resurrección en alemán), y que corresponde a una  musicalización de la oda del mismo nombre, escrita por Klopstock, el poeta lírico germano, que fuera compuesta entre1888 y 1894 y tiene un final coral, a semejanza de la Novena Sinfonía de Beethoven.

La interpretación fue una muestra más de la calidad la música académica venezolana y se distinguieron los prestigiosos músicos de tres instituciones  de nuestro estado: La Orquesta Sinfónica del Estado Guárico, la Orquesta Sinfónica de la Juventud Guariqueña “Antonio Estevez” y el Coro Sinfónico Juvenil del Estado Guárico.
Además intervinieron como invitadas especiales, dos distinguidas damas, eximias cantantes líricas del Sistema, que nos emocionaron con unas voces de una calidad exquisita,  las señoras Marilyn Angélica Vitoria Peláez, (contralto) y Zaireth Margarita Pérez Huérfano, (mezzo soprano). Todo ello bajo la inmejorable dirección orquestal del maestro Jesús Morín.

La obra:

La sinfonía nº 2 de Mahler es una composición de compleja ejecución, compuesta para una gran orquesta sinfónica, un coro mixto, dos solistas femeninos y un conjunto fuera de escena de metales y percusión. (Así fue presentada en esta oportunidad). Consta de 5 movimientos: el primero representa un funeral donde surge la duda: "¿Hay vida después de la muerte?"; el segundo es una alegoría a los tiempos felices que se han vivido; el tercero representa la pérdida de la fe y la consideración de la vida terrenal como un absurdo; el cuarto se ocupa  del renacimiento de la fe y la vigencia de Dios y el quinto el reconocimiento absoluto de la vida después de la muerte, lo que da nombre a la obra: La Resurrección.

Una inolvidable tarde-noche dominical, en que se disfrutó de una excelente música, en la que asistió mucho público, pródiga en emociones, largos y merecidos  aplausos. También se entregaron reconocimientos a los miembros de las orquestas y coro, por el Día del Músico, entre ellos, a la incansable pionera de la formación del Coro Sinfónico del estado Guárico, la Maestra María Contreras y otros relevantes miembros del mismo.

Necesario es destacar la feliz iniciativa del título del concierto. A propósito de ello, reconocer el oportuno contenido de las precisas y conciliadoras palabras del Maestro Jesús Morín al finalizar el concierto, refiriéndose a  su perspectiva, que se fundamenta en la música y se proyecta más allá, hasta alcanzar una paz social estable, en pro del entendimiento tácito entre distintos grupos, clases o estamentos sociales o políticos  para el logro de una Venezuela unida y sin fracturas.


También fue homenajeada la profesora Elisa Pineda de Belisario quien fuera la presidente de la Fundación Orquesta del Estado Guárico, más recordada  y querida. Ya para finalizar no nos queda más que ratificar que sin lugar a dudas fue uno de los conciertos, mejores logrados del año 2013, más reveladores del esfuerzo mancomunado del Sistema creado por el maestro Abreu, de reconocida excelencia en la música sinfónica del mundo entero y exquisitamente mostrado en esta oportunidad, donde se hizo una vez más, evidente la perseverancia, la constancia, el tesón, unido todo ello al infaltable talento de los músicos de nuestro estado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada